CSIF pide que las reuniones del profesorado con familias y equipos docentes sean telemáticas

El sindicato reclama a la Administración educativa un marco negociador que posibilite el trabajo no presencial para aquellas tareas no lectivas donde se ha demostrado más eficiente y productivo

El sector de Educación del sindicato CSIF ha solicitado a la Administración la apertura de un proceso negociador para avanzar en las posibilidades de teletrabajo del colectivo en aquellas tareas que se realizan en horas no lectivas y de obligada permanencia en el centro, como pueden ser las reuniones de los equipos docentes o las que el profesorado mantiene con madres y padres.

La central sindical argumenta que son muchos los profesionales que han trasladado esta demanda al sindicato tras la experiencia acumulada en tareas realizadas de forma no presencial durante los dos últimos cursos escolares.

“En los anteriores cursos escolares con la pandemia del COVID-19, al amparo de los acuerdos suscritos por CSIF con la Consejería de Educación durante los cursos 20/21 y 21/22, uno de los aspectos acordados se vinculaba a implementar determinadas medidas organizativas que posibilitaban un régimen de trabajo no presencial”, se ha recordado desde la organización sindical. También asegura que “esta cuestión fue muy bien acogida por los centros educativos y las familias, dado que posibilitó realizar las reuniones de los equipos docentes de forma telemática, así como las reuniones con los padres y madres, confiriendo mayor seguridad y evitar posibles riesgos de contagio.

 “Durante este tiempo se ha demostrado que las reuniones telemáticas son iguales o incluso más productivas que las presenciales, ya que permiten evitar desplazamientos innecesarios, con el riesgo y el gasto que estos conllevan, además de ayudar a la conciliación familiar de los docentes”, según se explica desde CSIF que recuerda, además, que la pandemia aún no ha terminado.

A juicio de CSIF, “con la pandemia hemos aprendido y practicado el teletrabajo y debemos avanzar incorporando a nuestro día a día aquellos usos que han resultado válidos y eficientes. Una línea de trabajo que además ya se está desarrollando en otras administraciones públicas”.

Por ello, la central sindical insta a la Administración a establecer un marco negociador que posibilite el régimen de trabajo no presencial del profesorado en unas condiciones idénticas o mejorables incluso, respecto a las establecidas en el curso 2021/2022.

CSIF volverá a reclamar la dignificación del profesorado el próximo 23 de febrero

Bajo el lema ‘Sobran los motivos’, el sindicato ha convocado una nueva concentración, en este caso en la sede de la Consejería de Educación

El sector de Educación del sindicato CSIF ha convocado para el próximo miércoles, 23 de febrero, una concentración por la dignificación del profesorado, a la que acudirán docentes de toda Andalucía, entre ellos una delegación onubense, en las puertas de la sede de la Consejería de Educación y Deporte en Sevilla. El sindicato ha anunciado que “seguirá en la calle hasta que la Junta de Andalucía muestre un cambio de rumbo”.

Así lo ha indicado la central sindical que ha recordado cómo protagonizó el pasado lunes concentraciones en las delegaciones territoriales de Educación de las ocho provincias para defender la enseñanza pública y reivindicar, entre otras cuestiones, la ampliación de plantillas y la reducción de las ratios en las aulas, así como la equiparación salarial del profesorado andaluz y la promoción profesional del colectivo.

El lema elegido para la concentración ante la Consejería será el mismo que en la movilización precedente: ‘Sobran los motivos’ y con ello se pretende trasladar a la opinión pública que la pandemia “no puede ser un parapeto recurrente en el que se escude la Administración para evitar mejorar las condiciones laborales y retributivas del profesorado y para incumplir compromisos adquiridos, como por ejemplo la equiparación salarial de los docentes respecto a la media nacional”.

De hecho, el profesorado andaluz cobra entre 160 y 194 euros menos al mes, dependiendo de si pertenece al Cuerpo de Maestros o a Secundaria, respectivamente, en relación a la media de sus colegas en el resto de comunidades autónomas.

Además de la equiparación retributiva, CSIF reclama una bajada de la ratio y de la carga lectiva del profesorado con “ampliaciones de plantilla que supongan una solución de futuro para una Educación pública de calidad  que sea real”. “Ha llegado el momento en el que la Administración educativa dé un paso al frente e inyecte los recursos humanos que necesita al sistema educativo público andaluz”, ha argumentado el sindicato.

Según un sondeo realizado por el sindicato, el profesorado siente que su labor no es reconocida, ni desde la Administración ni por parte de la sociedad en general, en casi un 94% de los casos. Igualmente, el 85% del profesorado considera que su salud emocional ha resultado afectada como consecuencia de su trabajo.

A juicio de CSIF, “la Administración educativa debe recapacitar sobre por qué nueve de cada diez docentes andaluces no se siente reconocido suficientemente por su labor” y, en la misma línea, “resulta además preocupante que ocho de cada diez profesionales de la enseñanza en nuestra comunidad se resientan de secuelas emocionales derivadas de su quehacer diario”.

En este sentido, CSIF ha considerado que “ha llegado el momento de que la Junta mueva ficha y realmente muestre un cambio de rumbo en relación a las mejoras que reclama el profesorado y que son de justicia”. Hasta que esto no suceda, el sindicato continuará con las movilizaciones.

CSIF protesta por la dignificación del profesorado

El 94% de los docentes siente que su labor no está suficientemente reconocida

El sector de Educación del sindicato CSIF ha protagonizado este lunes una concentración reivindicativa por la dignificación de la labor docente. De hecho, el profesorado siente que su labor no es reconocida, ni desde la Administración ni por parte de la sociedad en general, en casi un 94% de los casos, según un sondeo realizado por el sindicato.

Bajo el lema ‘Sobran los motivos’, el sindicato se ha echado a la calle para defender la enseñanza pública y reivindicar, entre otras cuestiones, la ampliación de plantillas y la reducción de las ratios en las aulas, así como la equiparación salarial del profesorado andaluz y la promoción profesional de este colectivo. En la citada encuesta, se indica además que el 85% del profesorado considera que su salud emocional ha resultado afectada como consecuencia de su trabajo. Con estos la radiografía de la situación de los docentes es preocupante, según CSIF: nueve de cada diez profesionales no se siente reconocido suficientemente por su labor y ocho de cada diez se resientan de secuelas emocionales derivadas de su quehacer diario. De hecho, se siguen registrando agresiones en los centros que son un reflejo más de “la falta de respeto a esta profesión”.

La pandemia ha reflejado muchas carencias del sistema educativo, entre ellas, la falta de recursos para desarrollar una educación a distancia. De las reivindicaciones históricas que pone sobre la mesa CSIF con la movilización de este lunes, que se ha repetido de forma simultánea en las ocho provincias andaluzas, los docentes entienden que el elemento de mayor prioridad es conseguir una menor ratio en las aulas, seguido de reducir la burocracia. En tercer lugar se sitúa la equiparación salarial y en cuarto, la ampliación de plantillas. Ése es el orden de prioridad que concede el colectivo a sendos elementos, según el mencionado estudio.

La responsable provincial de Educación, Prado Rodríguez, ha explicado que “reclamamos que la baja natalidad de traduzca en ratios inferiores que permitan una mayor calidad educativa y no en supresiones de unidades en la escuela pública”. Además, la portavoz sindical ha asegurado que la pandemia ha puesto de relieve la importancia de reducir las ratios por razones de seguridad unido a la mejora de la calidad educativa y de la convivencia escolar”.

De la mano va la demanda de CSIF sobre la ampliación de las plantillas que según Rodríguez permitiría “una atención más personalizada al alumnado, porque es necesaria la atención a la diversidad, al alumnado con necesidades educativas especiales y una educación que diera más opciones a la innovación y nuevas prácticas docentes”. Insiste en que esta ampliación sería “una solución de futuro para una educación pública de calidad consolidando la plantilla actual con los cupos Covid más un aumento una educación de calidad”. Según CSIF, harían falta alrededor de 1.000 docentes más en la provincia de Huelva.

Burocracia y equiparación salarial

Con estas concentraciones, CSIF ha querido trasladar a la opinión pública que la pandemia “no puede ser un parapeto recurrente en el que se escude la Administración para evitar mejorar las condiciones del profesorado y para incumplir compromisos adquiridos”.

En esta línea, Prado Rodríguez ha detallado que los docentes “no pueden más con tanta burocracia. Van aumentando los trámites, los informes, los cuestionarios, que hacen que el profesorado esté desbordado, empleando mucho tiempo en cubrir este papeleo en vez de dedicarlo a labores relacionadas con la docencia y la atención al alumnado”.

CSIF ha puesto de manifiesto, por otra parte, que el profesorado andaluz cobra entre 160 y 194 euros menos al mes, dependiendo de si pertenece al Cuerpo de Maestros o a Secundaria, respectivamente, en relación a la media de sus colegas en el resto de comunidades autónomas y ha recordado que “CSIF tiene en marcha una campaña desde 2021 bajo el lema Ahora es el momento de los docentes para que se ponga fin a este agravio comparativo”.

Finalmente, las “prácticamente inexistentes” posibilidades de promoción y carrera profesional de los docentes es otro de los asuntos pendientes para el colectivo. En concreto, la central sindical ha reclamado “que se convoque de forma inmediata el acceso a Cátedra para el cuerpo de Educación Secundaria y se salde una deuda histórica con el profesorado de Secundaria.

CSIF reclama que la baja natalidad se traduzca en ratios inferiores que permitan mayor calidad educativa

Recuerda que en una década el profesorado ha crecido un 2%, mientras que el alumnado ha aumentado el 20%

El sector de Educación del sindicato CSIF ha defendido su apuesta por la escuela pública en pleno proceso de escolarización para el próximo curso escolar reclamando que la baja natalidad se traduzca en ratios inferiores que posibiliten una mayor calidad educativa, y no en supresión de unidades de la escuela pública.

En este sentido, CSIF ha pedido la realización de un estudio en profundidad sobre las supresiones de unidades de cara al curso 2021-2022 y ha tendido su mano a la Administración para “buscar soluciones que eviten o minimicen este problema” y que, a juicio de la central sindical, deben pasar por “la autorización de grupos menos numerosos, lo que redundará en la tan anhelada calidad educativa”.

De igual manera, la central sindical ha pedido que se consolide la plantilla docente que este año, como consecuencia de la Covid-19, se ha puesto en liza. La ampliación para el presente curso escolar “debe apuntalarse e incluso debe ampliarse, ya que en la última década la plantilla docente ha crecido un 1,9%, frente al alumnado, que se ha incrementado en un 20%”, explica CSIF.

Igualmente, el sindicato pide específicamente un incremento en las plantillas de los especialistas de Pedagogía Terapéutica (PT) y de Audición y Lenguaje (AL), para una mejor atención a la diversidad y al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo. También ha recordado la situación del profesorado de Religión y la urgencia de implementar medidas de mejoras laborales hacia este colectivo.

Asimismo, otra de las demandas de CSIF es la equiparación salarial de los docentes andaluces con otras comunidades autónomas ya que “no podemos estar en el furgón de cola eternamente”, por lo que entiende que la Administración educativa debería establecer un calendario para dar cumplimiento a esta reivindicación.

La defensa del Concursillo como medida de conciliación así como una mayor oferta de vacantes en el Concurso de Traslados, son otras las cuestiones que CSIF plantea como mejora de las condiciones laborales de los docentes. Finalmente, el sindicato ha recordado la importancia de minorar la precariedad laboral a través de importantes ofertas de empleo público que atiendan las necesidades reales del sistema educativo, cumpliendo siempre con los principios de igualdad, mérito y capacidad.

 

CSIF lanza su campaña para fomentar la escolarización en la escuela pública y avisa de que estará “vigilante” para que no se pierdan unidades

Con motivo del Día de la Comunidad Educativa, el sindicato pone en valor el trabajo que se realiza desde los colegios e institutos en este curso escolar marcado por la Covid-19

El sector de Educación del sindicato CSIF ha puesto en marcha una campaña con la que pone de relieve, una vez más, la defensa de la enseñanza pública, coincidiendo con el proceso de escolarización que se abre en marzo para el curso escolar 2021-2022. Con esta acción sindical, la organización reafirma su compromiso con la escuela pública y avisa de que se mantendrá “muy vigilante” para que no se pierdan unidades.

Coincidiendo con el Día de la Comunidad Educativa, que se celebra este viernes 26 de enero, CSIF ha puesto en valor “el gran trabajo que se está realizando desde los colegios e institutos públicos en un curso escolar complejo, marcado por la pandemia de la Covid-19”.

“En este Día de la Comunidad Educativa queremos, una vez más, destacar el esfuerzo que está realizando el profesorado, los equipos directivos y el personal no docente en este año tan complicado, muchas veces con recursos escasos”, ha indicado el sindicato, que ha querido también reconocer el importante trabajo que se realiza de las AMPAS y también de las corporaciones locales. “En esta ocasión celebramos, si cabe, con más orgullo, el día de una comunidad educativa que ha estado a la altura en unos momentos de dificultad tremendos”, ha agregado.

Este pronunciamiento coincide, además, con la campaña por la escolarización en la escuela pública que CSIF lanza cada año y con la que anima a los padres y las madres a que matriculen a sus hijos e hijas en la red de centros educativos públicos de Andalucía. Esta campaña se fundamenta en los valores propios de los servicios públicos, tales como la independencia, la igualdad, la garantía del bienestar común y la profesionalidad. Este mensaje se articulará a través de los distintos cuadros del sindicato, de su afiliación y a través de las redes sociales.

Los valores que inspiran esta campaña y que CSIF defiende “son el aval de un modelo educativo garante de una sociedad libre, comprometida, plural y plenamente formada para afrontar con éxito los retos del futuro”.

Para CSIF, “la enseñanza pública ofrece garantía de calidad, equidad, gratuidad y transparencia y se fundamenta en un profesorado excelente que da, cada día, lo mejor de sí mismo”. Asimismo, ha subrayado el carácter vertebrador de la escuela pública, “que está presente en toda la geografía andaluza y que ofrece una oferta formativa amplia y diversa que, en su propio ADN lleva implícita una atención a la diversidad para no dejar a nadie atrás”.

 

 

CSIF denuncia que la media de edad del personal de la Onubense supera los 50 años y reclama más financiación para investigación

El sindicato tilda de “urgente” abordar temas en el ámbito universitario como el plan de digitalización y la dotación de recursos frente a la pandemia

 

El sindicato CSIF ha alertado hoy del envejecimiento del personal de la Universidad, cuya media de edad supera los 50 años. La central sindical ha recalcado, en esta línea, que los trabajadores laborales (Personal Docente e Investigador -PDI- y Personal de Administración y Servicios -PAS-) son precarios en gran medida, carecen de estabilidad laboral y reciben unas retribuciones inapropiadas, al mismo tiempo que alerta sobre cómo “la interinidad es una figura de la que se abusa y que las normativas en vigor dilatan la necesaria estabilidad laboral”.

Aunque este problema “no es achacable íntegramente a la Junta de Andalucía, sí es cierto que las medidas que la Administración autonómica podría implementar para paliar esta situación, son inexistentes”, ha añadido CSIF que ha apuntado, además que “la dotación de nuevas plazas, que aprueba de forma directa la Junta, no es suficiente desde la crisis económica anterior”.

Por otra parte, la central sindical ha tildado de “urgente” abordar la financiación para la investigación que se desarrolla desde las entidades universitarias, “a todas luces insuficiente”. Desde la crisis de 2008 las inversiones en investigación de la Junta de la Andalucía han sido exiguas y van a menos, según ha corroborado CSIF. Además, “el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) concluyó en 2020 y en los últimos años los proyectos ligados a fondos Feder se convocan sin tener asegurada la periodicidad necesaria”.

“Las becas de investigación no son suficientes, ni el programa de otras ayudas para investigación”, añade CSIF que subraya cómo “a los grupos de investigación no les llegan suficientes recursos Económicos para funcionar, ni con una periodicidad que garantice el mantenimiento de una planificación temporal de la investigación”.

 “Estas carencias afectan a la carrera profesional, la estabilidad laboral y los emolumentos de los profesionales, porque la investigación se ha convertido en un requisito para las evaluaciones y acreditaciones de acceso del personal a los distintos niveles del profesorado”, ha advertido la central sindical, al tiempo que ha insistido en que “sin recursos no se puede investigar y sin investigar no se puede publicar o alcanzar los requisitos de promoción que se exigen, con lo que la falta de financiación de la investigación se convierte en un círculo vicioso”.

 

Plan de digitalización

Por otra parte, es necesario impulsar un plan de digitalización de las universidades y mejora de plataformas de la Dirección de Evaluación y Acreditación (DEVA), “cuyas carencias se han puesto en evidencia con la pandemia al transformar las actividades presenciales en virtuales”. En esta línea, CSIF entiende que “se deben implementar recursos y medidas porque es totalmente insuficiente la capacidad de las plataformas de la DEVA para la presentación de documentación, lo que ha afectado al personal, llegando al grado de perjuicio laboral cuando no se pueden entregar documentos digitalmente por el colapso de las redes”.

Finalmente, CSIF reclama más recursos para la mejora de las condiciones sanitarias en los centros de trabajo frente a la Covid-19, con la finalidad de velar por la salud de los trabajadores y del alumnado. Demanda, además, la negociación de la evaluación del desempeño y la carrera horizontal, paralizada en la Mesa Sectorial del PAS, una situación que se traduce en un “trato desigual” a este personal dependiendo de la universidad de la que se trate. Otra de las reivindicaciones de CSIF es la revisión de los convenios colectivos del personal laboral, que están obsoletos y tienen más de 10 o 15 años, así como la negociación de la reducción de jornada por edad y la devolución de la parte autonómica de las pagas extra de los ejercicio 2013 y 2014, cuyo abono aún está pendiente.