CSIF denuncia la falta de recursos de Orientación Educativa, Pedagogía Terapeútica y Audición y Lenguaje en los centros escolares de Huelva

La central sindical reclama un refuerzo en las contrataciones de este personal docente y que se establezca una ratio máxima de alumnado por profesional

El sector de Educación del sindicato CSIF ha denunciado la falta de recursos tanto materiales como personales que padece la atención a la diversidad en la enseñanza pública. A pesar del incremento del personal docente especialista de Pedagogía Terapéutica (PT) y de Audición y Lenguaje (AL) durante estos últimos cuatro años, según esta central sindical, “resulta absolutamente insuficiente para atender al creciente número de casos existentes en los centros educativos”.

Asimismo, CSIF pone de relieve la falta de profesionales de Orientación Educativa en los centros de Educación Primaria y Secundaria, “lo que dificulta una atención adecuada al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, así como la detección precoz de posibles casos”.

Así se desprende de los datos obtenidos en una reciente encuesta lanzada por CSIF y en la que se recoge el sentir general del profesorado de estas especialidades educativas y la realidad sobre las circunstancias en la que desarrolla su trabajo.

Por este motivo, el sindicato ha manifestado la necesidad de que la Administración “solucione de una vez los problemas que llevamos registrando año tras año por el insuficiente número de profesionales de PT y AL”. En este sentido, ha reclamado un refuerzo de las plantillas de estos docentes para poder ofrecer una adecuada atención educativa. Resulta revelador, según los datos recabados en la provincia de Huelva en la mencionada encuesta, que más del 44% del profesorado de Pedagogía Terapéutica atienda semanalmente en torno a una veintena de alumnos (entre 16 y 20). Esta situación se repite entre los especialistas de Audición y Lenguaje, dado que el 40% atiende entre 16 y 20 alumnos en una semana.

 Estos profesionales denuncian que el número de sesiones semanales para atender al alumnado que posee necesidades específicas de apoyo educativo (un 68,33% de los encuestados asegura que sólo puede dedicarle dos sesiones a la semana) es “absolutamente ridículo y a todas luces insuficiente”, no permite una atención educativa de calidad y genera frustración, estrés y ansiedad entre los profesionales de la atención a la diversidad.

Profesionales compartidos para varios centros

Por otra parte, CSIF ha subrayado que a la falta de recursos materiales y elevadas ratios por docente, se suma la obligación de muchos profesionales de tener que atender a escolares en más de un centro educativo, lo que afecta a un 21,67% de maestros, de los que un 61,54% tiene que compartir jornada laboral en dos instalaciones educativas, un 15,3% en tres instalaciones educativas a la semana y un 23% en cuatro o más.

Todo ello contribuye a atender a un elevado número de alumnos pero con un escaso número de sesiones que ofrecer, tal y como corrobora el 93,3% del personal encuestado, que considera “insuficiente” el número de las sesiones que dedica al alumnado que presenta necesidades específicas de apoyo educativo, lo que imposibilita una atención individualizada que sea eficaz y beneficiosa para los menores.

Estas circunstancias, a juicio de la central sindical, “afectan negativamente al tiempo que dedican al alumnado que presenta necesidades específicas de apoyo educativo y es un riesgo añadido para el profesorado, debido a los desplazamientos entre centros que se ve obligado a realizar en la jornada laboral”.

“Es prioritario que en todos los centros educativos exista al menos uno de estos maestros y maestras especialistas a tiempo completo”, según indica el sindicato CSIF, que ha reivindicado también un refuerzo en las plantillas de los profesionales de Orientación Educativa.

El colectivo de profesorado de PT y AL critica las dificultades a las que se enfrenta a diario para dar una respuesta educativa adecuada y de calidad al alumnado con necesidades específicas por la escasez de medios y espacios con los que cuenta. En este sentido, un 46,6% de los encuestados considera “insuficientes” los recursos materiales y un 51,67% califica de “mejorables” las condiciones espaciales disponibles.

Los resultados de la encuesta también ponen en evidencia el elevado número de trámites burocráticos. En este sentido, el 93,3% de los entrevistados manifiesta “sentirse habitualmente abrumado por la cantidad de trámites administrativos que tiene que asumir en su quehacer docente, tiempo que impide en muchas ocasiones buscar materiales y diseñar actividades más atractivas y motivadoras para el alumnado”. Dicha carga burocrática “va en menoscabo también de la atención educativa de calidad de la que es merecedor el conjunto del alumnado andaluz y, en especial, el alumnado que necesita un apoyo educativo específico”, considera CSIF.

En suma, según los resultados de la encuesta de la central sindical, estos profesionales exigen los recursos materiales y personales necesarios “para brindar una atención educativa de calidad y mejorar las condiciones laborales de los profesionales de la atención a la diversidad”.

La Universidad de Vigo premia a una onubense por visibilizar el trabajo de la mujer en la minería

Con la ‘Comunidad de Mara’ en redes sociales lleva a cabo esta labor pedagógica

La minera onubense María Pérez ha sido galardonada con el segundo premio en el concurso celebrado el pasado 8 de marzo por la Escuela de Ingeniería de Minas y Energía de la Universidad de Vigo. La temática del concurso ‘Mulle_Rme 2021’ es la visibilidad de la mujer en las actividades relacionadas con la profesión de Ingeniería de minas y energía: generación, transformación, transporte y uso de energía, energías renovables, explotación de minerales y rocas, túneles y obras subterráneas, entre otras.

Además, esta onubense tiene un espacio dedicado a impulsar a las mujeres a tener la profesión «que deseen», defendiendo la igualdad de oportunidades en sectores «masculinizados», rompiendo estereotipos y dando visibilidad a las que se dedican a este tipo de profesiones a través de La Comunidad de Mara (@lacomunidad_demara en redes sociales), según ha indicado en nota de prensa.

De este modo, Pérez ha explicado que a pesar de tener que vivir situaciones «complicadas» de la época, como encontrar empresas «que no tenían sus instalaciones con vestuarios adecuados para trabajadoras, entre otras muchas vivencias», ha señalado que siempre tuvo «claro» en qué sector se quería desarrollar profesionalmente, según ha indicado la Comunidad de Mara.

«Yo siempre me he dedicado a sectores masculinizados, antes de trabajar en la mina, fui operadora de planta, puesto que necesita mucha más presencia femenina. Cuando me ofrecieron trabajar en la mina, no me lo pensé dos veces y desde que estoy aquí me siento feliz y orgullosa», ha subrayado, al tiempo que ha añadido que quiere demostrar «a las que vienen detrás» que son «perfectamente capaces».

Así, Pérez ha detallado que pasó por el montaje y continuó como operadora de planta en fábricas, hasta llegar donde se encuentra actualmente trabajando como perforista de interior y artillera en una mina de la provincia de Huelva.

Esta vecina de San Bartolomé de la Torre, fue la primera mujer en matricularse en grado medio de Soldadura y Caldelería en el IES Pintor Pedro Gómez de Huelva capital en el año 2001. Posteriormente, continuo con sus estudios y nuevamente rompió estereotipos siendo la primera chica en matricularse en FP2 Construcciones de la metalurgia.

En este punto, ha asegurado que «nunca» se ha sentido discriminada en el sector minero, aunque si reconoce que, «al principio, cuando entras a trabajar en un sector de hombres, tienes que dar el 200 por cien. Una vez que demuestras que eres productiva y que eres una persona más del equipo, empiezas a trabajar al mismo ritmo que tus compañeros sin diferencia de ningún tipo», ha señalado.

Con respecto a la Comunidad de Mara, ha señalado que es un espacio de reciente creación que tiene como objetivo fomentar la igualdad laboral e impulsar la igualdad de oportunidades en sectores «masculinizados», motivar a las mujeres a que se dediquen profesionalmente «a lo que deseen», y dar visibilidad a realidades que viven las mujeres en el día a día «respecto a que no se les otorgan ciertos conocimientos relacionados con profesiones masculinizadas».

Asimismo, a través de ella pone cara y cuenta el desarrollo profesional de mujeres que trabajan en este tipo de sectores «para crear referente a las nuevas generaciones».

María Pérez es además secretaria de la Asociación de Women in mining & industry Spain (WIM ESPAÑA). Esta es una asociación sin ánimo de lucro y pionera en el país, compuesta por siete mujeres multidisciplinares unidas entre si por la minería, la industria y la igualdad.

«Nuestra motivación es promocionar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en estos sectores fomentando el empleo, la permanencia y el progreso de las mujeres en la minería en particular y en la industria en general» ha subrayado Pérez.

Asimismo, ha sido una de las galardonadas al premio ‘8M Mujeres Imparables’ otorgado por la Diputación de Huelva este pasado sábado, 13 de marzo, dentro de la temática movimiento asociativo. Premiando así la labor realizada por la asociación WIM España.