Javier Domínguez modela la Semana Santa «confinada»

Estos días, ya pasamos la veintena, confinados, seguimos echando de menos tantas y tantas cosas… Una de ellas, es que estamos en Semana Santa, aunque no los lo parezca, por aquello que escuchamos definir por todos lados como «atípica», por muchas torrijas que nos hagamos en casa y por mucha marcha procesional que, sobre todo aquí en Sevilla pongan la mayoría de vecino mientras aplaudimos y queman incienso. Y mi Nerva, también se ha quedado sin sus estaciones de penitencia este año, pese a que lamentablemente no iba a ser sólo por el coronavirus sino por más de una problemática en el seno de la Hermandad, entre los costaleros.. en fin, puede que el COVID-19 venga bien para reflexionar de aquí al año que viene y procesionar la pasión y devoción cofrade que existe en el pueblo en convivencia siempre con multitud de opiniones y sentires.

Pero, en un pueblo como el mío, que defendemos y llevamos por bandera ser tierra de artistas, hay alternativa para todo, y claro está con mucho arte. Sobre todo porque hay gente tan implicada que siempre saca lo mejor de sí para sorprendernos a todos, para emocionarnos, para hacernos sentir tremendamente orgullosos de dónde venimos, de lo que somos.

Y aquí, porque a implicación no le gana nadie – tampoco a su compañero de vida, José Gregorio Prieto, del que ya he hablado por aquí alguna vez-, está Javier Domínguez, (1980) un campillero afincado en Nerva desde hace años y que estos días nos ha maravillado con este vídeo de uno de sus últimos trabajos: en apenas tres días ha creado su «Semana Santa» particular, la ha sacado pa’ fuera de su alma y la ha modelado con sus manos, a su antojo, haciendo a mano hasta las potencias en estaño para este Cristo de barro. Impresionante el esmero de la figura, de su cuidada anatomía, de la planta y la pose de este Jesús sentado, a la espera posiblemente del prendimiento o antes de ser crucificado,- al menos esa es mi sensación-: con actitud de espera paciente, como la nuestra con este #quédateencasa durante esta cuarentena que parece que se alarga.

Siga leyendo a través de este enlace.

La solidaridad nervense queda inmortalizada con una obra de arte de Javier Domínguez

El escaparate de una de las tiendas inundadas luce un espectacular mural diseñado por el artista campillero

Que Nerva es un pueblo solidario es algo ya sabido por todos, pero a partir de ahora podrá ser recordado para siempre a través de una auténtica obra de arte, realizada por el artista Javier Domínguez Olivera, natural de El Campillo y residente en Nerva desde hace 15 años.

Se trata de un mural que desde hace unos días puede verse en el escaparate de una de las tiendas inundadas por la riada que asoló la localidad el pasado 19 de diciembre, concretamente en el de la tienda de Don Tomás y Yoli, que ya luce así, tal y como puede apreciarse en la imagen que ilustra esta información.

El autor del diseño, que fue Torre de Nerva por votación popular en 2014 y cuenta con la Medalla de El Campillo, ha explicado, en declaraciones a TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, que el mural refleja en su comienzo «una ola gigante, intranquila y salpicante», si bien «se convierte en su recorrido en una mano solidaria, simbolizando la ayuda de todas las personas que han aportado su granito de arena en la recuperación y la vuelta a la normalidad de esta situación», ha subrayado Domínguez, que ha pintado el mural junto a José Gregorio Prieto.

«Con el objetivo de convertir está tragedia en algo bonito, hemos apostado por una gama de colores azules y brillantes, con una técnica sencilla como es la pintura acrílica», señalan, tras lo que indican que «solo hemos utilizado un color caliente entre todos los fríos de la mayoría de este mural, el color rojo, que refleja un corazón dentro de la mano, como símbolo de agradecimiento por dejar su corazón en la ayuda que ofrecieron», continúan.

El mural ha sido la respuesta a la petición de los propietarios de la tienda, que se veían obligados a tapiar de manera provisional el escaparate, ha explicado el autor del diseño, que ha tenido «carta libre» para realizar su dibujo. La «única premisa» que tenía es que debía verse reflejada la solidaridad del pueblo, añade Domínguez, que corona el mural con una frase que ha dado la vuelta por todas las redes sociales, «Todos somos Nerva».