La Fiscalía pide una nueva prórroga en la instrucción por el doble crimen de Almonte

La investigación debería darse por finalizada el próximo 29 de julio

El Ministerio Fiscal ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 1 de La Palma del Condado una nueva prórroga de la instrucción por el procedimiento del caso del doble crimen de Almonte, en el que fueron asesinados un padre y su hija de ocho años en el domicilio familiar en 2013.

El plazo de instrucción está a punto de expirar, por lo que la Fiscalía, a fecha del día 6 de junio, ha emitido un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press para pedir que se amplíe este periodo al ser «claramente insuficiente».

Las familias de las víctimas siguen reclamando justicia al no existir a día de hoy ningún inculpado ni condenado por las dos muertes ya que el único encausado resultó absuelto tras un veredicto del tribunal del jurado de no culpabilidad y con tres sentencias absolutorias.

Ante esto, el mencionado juzgado palmerino ordenó la reapertura de una causa tras ratificar el Tribunal Supremo la absolución del único acusado, por lo que ahora la Fiscalía le ha solicitado que prorrogue la instrucción del procedimiento, previa audiencia de todas las partes, fijando un nuevo plazo de otros seis meses.

En este punto, en el escrito del Ministerio Fiscal se expone que se trata de un caso que «se puede dilatar excepcionalmente, como consecuencia de las especiales características de los hechos punibles objeto de investigación, participación de presuntos responsables, examen de documentación y volumen de las diligencias».

En este sentido, el pasado mes de diciembre, este mismo juzgado emitió un auto por el que se acordaba la prórroga del plazo de instrucción por seis meses que finalizará el 29 de julio de 2022 «sin perjuicio de que pudieran acordarse nuevas prórrogas si ello resultase necesario».

Así, el juzgado remarcaba que dada «la naturaleza del delito investigado así como la existencia de diligencias pendientes de recibirse de las que pudiera derivar la necesidad de acordar otras nuevas hacen previsible actualmente que no será posible la finalización de la instrucción antes del día 29 de julio de 2022».

Tras remarcar que se está ante unos hechos de «investigación compleja que han requerido numerosos informes periciales y diligencias de investigación policial», se consideraba necesaria la ampliación del plazo de instrucción.

En esta misma línea se han pronunciado desde las familias de las víctimas que, a través de su letrado, se van a unir a esta petición de prórroga, toda vez que han incidido en que siguen a la espera del análisis de la manta por parte de Toxicología porque «puede ser determinante para el caso», pero «hace ya más de medio año del comunicado de Toxicología en el que explicaba la toma de numerosas muestras», pero «sigue a la espera de resultados, por lo que ha instando a «que pueda acelerarse en la medida de lo posible este trámite».

Al respecto, sobre la manta que analiza el Instituto Nacional de Toxicología, en el auto de diciembre se remarcaba que se trata de «una evidencia de grandes dimensiones, una manta de 2,40 por 1,60 metros en la que se les solicitó la búsqueda de posibles restos celulares ajenos a las víctimas». Además, señalaban que «se ha llevado a cabo una selección minuciosa, dando como resultado un elevado número de muestras para llevar a cabo los correspondientes análisis», por lo que, una vez finalizados, se emitirá el informe.

Por su parte, el portavoz de las familias de las víctimas, Aníbal Domínguez, –hermano y tío de los fallecidos–, ha señalado que celebran este posicionamiento del Ministerio Fiscal ya que «los asesinatos de dos seres inocentes y más aún de una niña de ocho años no entienden de fechas, de tal manera que la instrucción de este caso nunca debiera parar».

Tras recordar «la lamentable encrucijada» en la que se encuentran las familias, «y no, precisamente por la labor policial, ya que dos equipos distintos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han hablado y han apuntado a la misma conclusión», ha señalado que «el sistema judicial ha fallado estrepitosamente» y ha reiterado que «la justicia tiene una deuda imperdonable pendiente con María y Miguel Ángel».

Precisamente, el pasado 27 de abril se cumplía el noveno aniversario de este suceso, y sus familiares recordaron «a la Justicia que tiene una deuda pendiente con la memoria y dignidad de ambos». «Han transcurrido nueve años de los viles asesinatos de María y Miguel Ángel sin que la Justicia haya proporcionado el más mínimo aliento para con su memoria y dignidad», sostenían en su escrito.

Así, la familia consideraba «triste y lamentable» que continúen abocados en tener «que reclamar una cuestión que de por sí el propio sistema judicial debería zanjar para resarcir el honor de unas víctimas que jamás debieron atravesar por tamaña tragedia».

Continúa el análisis de la manta por el doble crimen de Almonte

La instrucción se ha prorrogado seis meses más por orden un un juzgado de La Palma

El Juzgado de Instrucción número 1 de La Palma del Condado ha acordado que se prorrogue otros seis meses más la instrucción por el procedimiento del caso del doble crimen de Almonte, en el que fueron asesinados un padre y su hija de ocho años en el domicilio familiar en 2013.

Asimismo, en el marco de la instrucción, el Instituto Nacional de Toxicología ha informado de que continúa en curso el análisis de la manta que cubría a la menor y que no fue estudiada con anterioridad, toda vez que han precisado que se han obtenido «un elevado número de muestras».

Según recoge el auto, se acuerda la prórroga del plazo de instrucción por seis meses a contar desde el día 29 de enero de 2022, prórroga que finalizará el 29 de julio de 2022 «sin perjuicio de que pudieran acordarse nuevas prórrogas si ello resultase necesario».

De este modo, remarca que dada «la naturaleza del delito investigado así como la existencia de diligencias pendientes de recibirse de las que pudiera derivar la necesidad de acordar otras nuevas hacen previsible actualmente que no será posible la finalización de la instrucción antes del día 29 de enero de 2022».

Tras remarcar que se está ante unos hechos de «investigación compleja que han requerido numerosos informes periciales y diligencias de investigación policial», se considera necesaria la ampliación del plazo de instrucción.

Respecto a las diligencias pendientes, tras el requerimiento emitido por el juzgado, a instancias de la familia de las víctimas, la Guardia Civil ha respondido sobre la situación de las pruebas a analizar, un jersey de la menor y una manta.

Así, sobre la manta, que analiza el Instituto Nacional de Toxicología, remarcan que se trata de «una evidencia de grandes dimensiones, una manta de 2,40 por 1,60 metros en la que se les solicitó la búsqueda de posibles restos celulares ajenos a las víctimas». Además, han señalado que «se ha llevado a cabo una selección minuciosa, dando como resultado un elevado número de muestras para llevar a cabo los correspondientes análisis», por lo que, una vez finalizados, se emitirá el informe.

De este modo, en cuanto al jersey, el departamento de Biología de la Guardia Civil comunica al juzgado que está «en fase de estudio» y que, una vez finalizado, será remitido a la mayor brevedad posible.

Prórroga de seis meses para la instrucción judicial del doble crimen de Almonte

Estaba previsto que la investigación concluyera el 29 de julio

El Juzgado de Instrucción número 1 de La Palma del Condado ha acordado que se prorrogue seis meses más la instrucción por el procedimiento del caso del doble crimen de Almonte, en el que fueron asesinados un padre y su hija de ocho años en el domicilio familiar en 2013.

Según recoge el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, tanto «la naturaleza del delito investigado así como la existencia de diligencias pendientes de recibirse de las que pudiera derivar la necesidad de acordar otras nuevas, hacen previsible actualmente que no será posible la finalización de la instrucción antes del día 29 de julio», como estaba previsto. Por ello, se ha acordado prorrogar la instrucción.

En este punto, considera que del desarrollo de la instrucción hasta ahora practicada se desprende que se trata de «unos hechos de investigación compleja que han requerido numerosos informes periciales y diligencias de investigación policial», y cuya finalización «no ha sido posible ni se prevé que pueda concluir en el tiempo que resta hasta alcanzar en la fecha indicada».

De este modo, se hace «necesaria la ampliación del plazo de instrucción, prorrogando el plazo inicial de instrucción por seis meses, a contar desde el día 29 de julio de 2021, prórroga que finalizará por tanto el 29 de enero 2022 y sin perjuicio de que pudieran acordarse nuevas prórrogas si ello resultase necesario».

Por su parte, desde las familias de las víctimas han valorado de forma positiva esta ampliación, solicitada por la Fiscalía y la propia familia, ya que «unos hechos tan graves, no pueden ni deberían cerrarse a una fecha limitada, sino que tendría que apurarse todas las opciones hasta dar con el culpable entre rejas».

«Nunca deberíamos perder de vista que un asesino anda suelto y como muy bien han apuntado los responsables de la investigación», se trataría de un autor con «un perfil muy determinado y cercano a las víctimas, conocedor de María y Miguel Ángel y varón de entre 30 y 40 años», han proseguido.

Para las familias, «todos estos datos no hacen sino acrecentar la impotencia» de las mismas ya que «el segundo equipo de investigación no desdice ni muestra conclusión contraria al primer equipo de la UCO».

«Nuestra situación es tan dolorosa, compleja y difícil que no sabemos si se ha podido dar otra parecida dentro del sistema judicial de este país», han recordado, antes de clamar que «María y Miguel Ángel lo que necesitan es justicia por su dignidad, memoria y honor como seres inocentes, de lo contrario, este sistema tendrá una mancha de sangre encima de su cabeza por mucho que se muestra de brazos cruzados».

Por último, han solicitado, «una vez más y no se cansarán de pedirlo», que la prueba que obra en poder de Toxicología sobre la posibilidad de hallar restos genéticos en el paño que cubría a María «se agilice lo antes posible». Para estas familias supone «una necesidad imperiosa con vistas a buscar la tranquilidad, al menos, en esa cuestión».

Hay que recordar que las familias de las víctimas siguen reclamando justicia al no existir a día de hoy ningún inculpado ni condenado por las dos muertes ya que el único encausado por estos hechos, Francisco Javier Medina, resultó absuelto tras un veredicto del tribunal del jurado de no culpabilidad y con tres sentencias absolutorias.

Ante esto, el mencionado juzgado palmerino ordenó la reapertura de una causa tras ratificar el Tribunal Supremo la absolución del único acusado, de manera que ahora dicho juzgado onubense ha acordado la prórroga de la instrucción del procedimiento en otros seis meses.